4 consejospara utilizar un #perfume. L’aromateca

¿Te #perfumas correctamente? 4 #consejos de L’aromateca

Perfumarse es una acción más bien cotidiana, al menos lo hacemos una vez al día. Cada uno con una intención. ¿Eres de los que dejan rastro en el ascensor? ¿de los que se quejan que a los pocos minutos deja de oler su perfume? Muchas veces no causa el efecto deseado, porque no nos perfumamos bien.

Os acercamos 4 #consejos básicos

Elegir bien el #perfume.

Normalmente pensamos mucho en que ropa ponernos, y no pensamos en qué perfume vamos a llevar, cuando el #perfume nos definirá mucho más que una camiseta de moda.

Dónde nos perfumamos.

A menudo nos perfumamos cuello y escote, y es muy agradable, porque nos permite oler nuestro propio #perfume, aunque tras unos minutos, nuestro olfato se satura y dejamos de olerlo. No es el perfume, eres tú.

En lugar idóneo para ponerse el perfume es sobre el pulsos. No es un capricho snob, básicamente es porque es la zona de mayor temperatura y ayuda a difundir el perfume

Aunque si quiere innovar, atienda al consejo de Marta Tamayo, directora de Le secret du Marais: «La nuca es una de mis preferidas porque es una de las más sutiles. Dejamos nuestro allure detrás de nosotros sin invadir a las personas que tenemos en frente»

SILLAGE

Una persona que se perfuma de manera correcta, consigue el efecto que todos deseamos al perfumarnos, que es que nos recuerden por nuestro aroma, dejar un sutilrastro a nuestro paso. Esa nube de perfume sutil y seductora es lo que se conoce como Sillage. Es la proyección que deja un perfume en el espacio y que se mueve con la persona que lo lleva.
Así que buscaremos siempre nuestro #Sillage.


No abusar.

Para gustos los colores. Cada uno tenemos un gusto muy personal, pero no tiene porqué ser compartido por nuestro interlocutor, por eso aconsejamos no abusar de nuestro perfume.

El error anteriormente descrito, el de perfumarse en exceso, suele ocurrir porque tenemos la falsa sensación de que nuestro aroma desaparece. No es por una mala calidad del #perfume, sino porque sencillamente se ha acostumbrado a su propio olor.